• Historias
Publicado September 5, 2019

Bienvenidos a mi barrio: Santa Mónica

¡Descubriendo mi rincón de California!

Por Kajsa Sagebrand

Han pasado casi 2 años desde que hice mis maletas. Dejé una Suecia cubierta de nieve en enero de 2017 y tomé un vuelo, primero a la Gran Manzana (Ciudad de New York) y luego a la Ciudad de los Ángeles (Los Ángeles), donde pasaría mi tiempo como au pair. Cuando miro hacia atrás y recuerdo ese momento, pienso en alegría, desafíos, dos hermanitos adicionales y una familia extra, amigos nuevos para la vida, desafíos personales, muchas risas, nuestro canal de YouTube “Au Pair w Kajsa & Nicole”, viajes por Estados Unidos y un tiempo que nunca olvidaré en la ciudad de Los Ángeles. Agradezco a la Kajsa de 18 años por postularse para ser una au pair, ¡una aventura que me dio más de lo que nunca me atreví a soñar!

 

Siempre recordaré el día en que fui presentada con mi familia anfitriona: “Estimada Kajsa, nos complace comunicarte que una familia anfitriona que vive en Santa Mónica, CA está revisando tu aplicación”. ¿Santa Mónica? Primero miré las fotos de la familia, leí su aplicación, su carta y luego… ¡todo encajó en su lugar. ¡Era la familia anfitriona de mis sueños! Pero ¿dónde queda Santa Mónica? Busqué Santa Mónica en el mapa, lo agrandé, lo recorrí y por último dejé un alfiler allí. Luego, al regresar el mapa su tamaño original, vi el alfiler en Santa Mónica, Los Ángeles, y me dije: bienvenida a mi nuevo barrio.

 

Vivir en Santa Mónica (que es parte de la ciudad de Los Ángeles) significa que siempre hay algo para hacer. Hay palmeras por todas partes y el cielo es azul. Sientes el viento del mar y el congestionamiento del tráfico que es permanente. ¡Es una ciudad que sinceramente me robó el corazón!

 

Para ayudarte a hacerte una idea de cómo es vivir en Santa Mónica, he enumerado las diez mejores cosas para hacer en la ciudad:

 

1. En primer lugar: ver la puesta del sol o el amanecer en la playa de Santa Mónica.

Tan a menudo como pude, bajé a la playa (¡temprano por la mañana y después del trabajo!), y caminé por la Montana Avenue hasta la playa, para recordarme a mí misma que vivo aquí, para contemplar el mar, para sentirme tan lejos de casa pero al mismo tiempo tan cerca. Escribía en mi libro azul, que es mi diario de viaje, y respiraba. ¡Un atardecer o un amanecer es algo que no puedes perderte!

Bienvenidos a mi barrio: Santa Mónica

2. Runyon Canyon

¡Vivir el verdadero espíritu de LA implica caminar! El Runyon Canyon es una ruta de senderismo a la que mis amigos y yo solemos ir después de dejar a nuestros niños anfitriones en el colegio y cuando no estamos trabajando. En un día despejado puedes ver el Downtown y todo el camino a Westwood, Century City y Santa Mónica. Lo que me encanta del senderismo en LA es que estás rodeado de montañas y al mismo tiempo estás en la ciudad. Ver todo desde arriba es una sensación especial.

Bienvenidos a mi barrio: Santa Mónica

3. ¡El Urth Café!

Mi café favorito de todos los tiempos. Un waffle con frutos rojos y una limonada es siempre una combinación ganadora. En Urth Café también tuve mi primera “cita de amistad” con Nicole, y en nuestra primera “cita” la invité a un viaje por carretera al Grand Canyon el siguiente fin de semana, conmigo y mi amiga Emelie. Resultó ser un viaje que recordaré siempre, ¡y un hermoso comienzo de nuestra amistad!

 

4. Muelle de Santa Mónica

Una cosa por la que es conocida Santa Mónica es el Muelle de Santa Mónica, que también es el final de la Route 66. A mis niños anfitriones y a mí nos encantaba ir a la montaña rusa, jugar en la sala de juegos recreativos y comer snacks y helados todo el día durante las vacaciones de verano. La vista desde la rueda de la fortuna es increíble y una forma divertida de ver la ciudad desde arriba.

Bienvenidos a mi barrio: Santa Mónica

5. Paseo de la tercera calle

¿Quieres ir de compras? ¡Paseo de la tercera calle! Una calle que he caminado de arriba para abajo en muchas ocasiones. Tiene todas las tiendas que necesitas, y siempre hay por lo menos un músico tocando en el paseo a sólo tres cuadras del mar.

 

6. Surf en Venice Beach

¡Mientras viví en California, aprendí que el surf también es algo imprescindible! Mi amiga Nicole y yo tomamos una clase de surf en Venice Beach. ¡Agarrar la primera ola es una sensación increíble, ¡y conseguimos pararnos en la tabla al final de la clase! Venice es conocida por el surf, el yoga y la moda. Sin duda un lugar muy especial que debes visitar.

 

7. Melrose Avenue

Si quieres luchar contra los trancones y ver más de la ciudad, mi consejo es ir a West Hollywood y Melrose Avenue. Melrose Avenue es una calle con muchos cafés inspiradores, tiendas de ropa y paredes pintadas. ¡En Melrose Avenue encontrarás la famosa Pink Wall, la Angel Wall y también la Girl Gang Wall!

Bienvenidos a mi barrio: Santa Mónica

8. Mama Shelter

Y hablando de West Hollywood, sugiero ir a mi restaurante favorito en el mundo: Mama Shelter. Mama Shelter es un restaurante en la terraza desde donde puedes ver el letrero de Hollywood en Downtown LA y sumergirte en el encantador ambiente del restaurante. Nicole y yo tuvimos nuestra cena de despedida, junto con nuestras madres anfitrionas en Mama Shelter. ¡Noche de chicas y mamás!

 

9.Bluffs Park

Otro lugar para tener una hermosa vista de la ciudad es Bluffs Park en Pacific Palisades. Este también fue un lugar al que iba después del trabajo, cuando quería algo de tiempo para mí o simplemente disfrutar de la vista con amigos. Pacific Palisades está entre Santa Mónica y Malibú y también tiene un gran columpio en el que puedes columpiarte y ver la Pacific Highway desde arriba.

 

10. Malibú

Un último consejo absolutamente esencial: Malibú. Si los amaneceres y las puestas de sol son bonitas en general, ver una puesta de sol en Malibú es algo extraordinario. Conducir a lo largo de Pacific Coast Highway, con las ventanas abajo y la música a todo volumen, intentando encontrar un lugar para estacionar y pasar un día entero en la playa, es algo que verdaderamente echo de menos. El Matador Beach es un lugar mágico, y puedes ver la puesta de sol en las Malibú Sand Dunes. Nicole (mi cómplice y mi casi hermana) y yo pusimos la alarma un día en el que no teníamos que trabajar y fuimos a ver el amanecer en Malibú por primera vez y nos quedamos en la playa todo el día. Tuvimos un día de campo, nadamos en el mar, disfrutamos del sol, miramos los delfines, leímos y luego de disfrutar de la puesta del sol, condujimos de regreso a casa. Fue un día que recordaré por siempre. ¡Dicen que el cielo siempre es azul en Malibú!

 

¡Espero que estos consejos te hayan inspirado para ser una au pair! Como au pair, realmente tienes una ciudad natal en Estados Unidos. ¡Te recomiendo visitar mi antiguo barrio, Santa Mónica!

 

Si quieres leer más sobre cómo era mi vida como au pair en Santa Mónica, puedes ir a mi blog, conocer a Nicole y ver nuestro canal de YouTube “Au Pair w Kajsa & Nicole”. ¡Algunos de nuestros vídeos están en inglés!


Mi nombre es Kajsa, tengo 21 años y soy de Suecia. Soy una persona feliz, creativa y positiva que siempre busca nuevas aventuras y desarrollarse. Fui Au pair en enero de 2017 - agosto de 2018 y pasé un tiempo increíble en Los Ángeles y realmente obtuve una segunda familia y un tiempo que nunca olvidaré y LA estará conmigo para siempre. Ahora estoy de regreso en Suecia y actualmente estoy trabajando en la oficina de Cultural Care en Estocolmo y sigo inspirando a las personas a hacer el mismo viaje que yo, ¡como Au pair!

Lo más popular

Más de Historias

A line drawing of a gumball machine

¡Comparte tu historia!

Estamos buscando creadores apasionados de contenido para nuestro blog. ¡Envíanos tu historia hoy mismo y permite que otros tengan una idea de la vida como au pair!

Conoce más